SALAMANCA

Las Batuecas-Sierra de Francia

 

Parque Natural Las Batuecas

 

Fecha de Declaración del Parque Natural: 11 de Julio de 2000

 

Otras Figuras de Protección: Reserva Regional de Caza (desde 1973); Refugio de Fauna de Arca y Buitrera (desde 1974); Zona de Especial Protección para las Aves (desde 1987); Lugar de Interés Comunitario (desde 1987)

 

Superficie: 31.801,91 ha.
 


Términos Municipales: Cepeda, El Cabaco, El Maillo, Herguijuela de la Sierra, La Alberca, Madroñal, Miranda del Castañar, Mogarraz, Monforte de la Sierra, Monsagro, Nava de Francia, Serradilla del Arroyo, Sotoserrano , Villanueva del Conde y San Martín del Castañar.

 

 

El Parque Natural Las Batuecas - Sierra de Francia es uno de los dos Parque Naturales de la provincia de Salamanca. Se trata de un área con relieve accidentado, situado en la parte occidental del Sistema Central, en el que destacan picos con mas de 1700 m. de altura y profundos valles por debajo de 500 m.; lo que da lugar a un complicado paisaje en el que la naturaleza y el hombre han dibujado un mosaico llamativo y equilibrado.

 

Aunque el Parque está situado en la región mediterránea, la diferencia altitudinal existente y la orientación de las laderas determinan la existencia de zonas con clara influencia atlántica, y otras mucho más cálidas de tendencia mediterránea, que en su conjunto favorecen una gran diversidad faunística y florística, y permiten la producción de cerezas, uvas, aceitunas o castañas.

 

Pero este singular entorno encierra, además, una gran riqueza  cultural y un importante patrimonio histórico-artístico, con cuatro pueblos declarados "Conjunto Histórico-Artístico": La Alberca, Miranda del Castañar, Mogarraz y San Martín del Castañar, y el resto de las localidades conservan buenos ejemplos de una arquitectura tradicional exclusiva. Además de numerosos enclaves con pinturas rupestres, restos de minas romanas o ermitas y monasterios repartidos por todo su territorio, entre los que destacan el de La Peña de Francia y Batuecas. Destacar que en la comarca se mantienen tradiciones centenarias, como el folclore, los festejos tradicionales y las artesanías locales de bordados, orfebrería del oro, trajes típicos, cestería de castaño, madera y cerámica.

 

En las cumbres más altas del Parque Natural, la vegetación ha tenido que adaptarse a la crudeza del clima, dominando el piorno y el erizón. La cabra montés habitó desde antiguo en las cumbres pedregosas, desde donde podemos ver volar a los buitres tanto leonados como negros, el águila real, el halcón peregrino, el alimoche y el búho real. Especial mención merece la lagartija de la Peña de Francia y la flor de alta montaña, Armeria Salmantica, endemismos del Parque.

 

A menor altitud aparecen los bosques de rebollo -en cuyo sotobosque crecen acebos, serbales y arce menor- y los castaños. En las zonas de robledal más frías, húmedas y orientadas al noroeste encontramos algunos abedulares. Es reseñable la presencia en el territorio de algunos robles de condiciones climáticas más húmedas, como el Carballo (Quercus robur) o la famosa "Haya de la Herguijuela".

 

Al  sur y descendiendo en altitud, empiezan a aparecer especies típicamente mediterráneas. Encontramos formaciones de encinas, alcornoques, tejos, madroños durillos, enebros y algún almez, confundidos entre la abundante cobertura que proporciona la jara pringosa. Además aparecen grandes áreas cultivadas de árboles frutales, viñedos y olivares, entre los que destacan por su extensión los cultivos de cerezo, base económica de muchos pueblos de la Sierra.

 

Entre las especies de mamíferos son habituales el tejón, gato montés, meloncillo, garduña, desmán ibérico y nutria, además de corzos, ciervos y jabalíes.

 

Multitud de arroyos, regatos, ríos y charcas, salpican la Sierra de Francia, y entorno a ellos se desarrollan plantas acuáticas, musgos, helechos, alisos y sauces, donde se pueden encontrar tritón ibérico, sapo partero ibérico, rana pasilarga y sapillo pintojo, entre la gran variedad de anfibios. Ríos importantes son el Francia, el Batuecas y el Alagón, peculiar este último pues encajado en una estrecha galería  atraviesa el Sistema Central de norte a sur, poniendo en contacto sus diferentes tipos de vegetación y fauna, y en cuya cuenca se encuentra  la colmilleja del Alagón (Cobittis vettonica), otro de los endemismos de este Espacio Natural. 

 

CASA DEL PARQUE

Acceso a la CASA DEL PARQUE LAS BATUECAS - SIERRA DE FRANCIA

 

 

Arribes del Duero

Parque Natural Arribes del Duero 

 

Fecha de Declaración del Parque  Natural: 11 de abril de 2002

 

Otras Figuras de Protección: Zona de Especial Protección para las Aves (desde 1990); Lugar de Interés Comunitario (desde  2000).

 

Superficie: 106.500 ha

 

 


Términos Municipales: Almendra, Villardiegua de la Ribera, Villadepera, Torregamones, Villar del Buey, Fariza, Fermoselle, Villarino, Pereña, Masueco, Mieza, Vilvestre, Puerto Seguro, San Felices de los Gallegos, Ahigal de los Aceiteros, Sobradillo, La Fregeneda, Hinojosa del Duero, Saucelle, Adeadávila de la Ribera, Muga de Sayago, La Bouza, Cerralbo, Bermellar, Saldeana, Barruecopardo, Fonfría, Pino, Villalcampo, Moralina, Moral de Sayago, Milano, Villasbuenas, Encinasola de los Comendadores, Trabanca, Lumbrales, Olmedo de Camaces, Fuenteliante, Bogajo, La Redonda, Valderrodrigo, Cerezal de Peñahorcada, La Zarza de Pumareda, La Peña.
    Vegetación

 

Este Espacio Natural se caracteriza por unas peculiares características topográficas, correspondientes a un valle encajado, resguardado de los vientos y con mucha insolación, lo que se traduce en una temperatura media anual suave, la escasez de heladas a lo largo del año, y unas ciertas condiciones de humedad (precipitación media en torno a los 700 mm/año).

 

Todos estos rasgos dan lugar a una riquísima comunidad vegetal, caracterizada por la gran abundancia de especies típicamente mediterráneas, donde destacan el almez, enebro de miera, madroño, arce de Montpellier, cornicabra y olivilla, y también cultivos singulares para esta latitud como olivo, vid, almendro, y frutales.

 Junto a las arribes o arribas propiamente dichas, aparece la penillanura, destinada al cultivo del cereal, principalmente cebada y centeno, en alternancia con pastos comunales o particulares salpicados por bosquetes, generalmente, de encinas y robles melojos. Cuando la tierra de labor ha sido abandonada, se cubre con un matorral de escobas, jaras y cantuesos, en el que se despuntan enebros, encinas, melojos, quejigos o alcornoques.

 

 

Fauna

 

Los cortados y las formaciones de roquedos de las márgenes fluviales resultan el biotopo más característico de este Espacio Natural, donde se localizan las especies de mayor valor faunístico, que se corresponden con las aves; especial relevancia adquieren buitre común, águila real, águila perdicera, cigüeña negra, alimoche, halcón peregrino, sin olvidar otras especies de interés como águila culebrera, águila calzada, búho real, chova piquirroja, vencejo real, roquero solitario, collalba rubia y negra...

 

Destaca también la presencia de una gran riqueza de peces (barbo, calandino, pardilla, bermejuela, boga, colmilleja, ...), reptiles (galápago europeo y leproso, lagarto ocelado, eslizón ibérico, culebra de cogulla, culebra de herradura, lagartija colirroja, ...) y mamíferos (nutria, gato montés, garduña, jineta, jabalí, corzo ...).

 

La comunidad de anfibios está favorecida por la gran cantidad de charcas ganaderas y fuentes, siendo abundantes especies como salamandra común, tritón jaspeado, tritón ibérico, gallipato, sapo partero ibérico, sapo corredor, sapillo pintojo, ...

 

 

Geomorfología

Desde el punto de vista morfológico, los Arribes del Duero se constituyen en una penillanura evolucionada, puesto que desde el Mesozoico a la actualidad han actuado los fenómenos erosivos, arrasando esta zona emergida, hasta hacer aflorar los materiales del zócalo paleozoico, constituido esencialmente por rocas ígneas (granitos de diversos tipos, granodiorita y algunos enclaves sieníticos), acompañadas por rocas metamórficas.

 

Destacar en esta penillanura el accidente topográfico producido por el profundo encajamiento del río Duero y su red de afluentes (Huebra, Tormes, Agüeda, Uces y Esla) que siguiendo fallas tardihercínicas y las grandes diaclasas existentes en la roca han labrado gargantas de paredes subverticales de varios centenares de metros de profundidad.

 

 

Paisaje

 

Espacio de un gran valor paisajístico, donde contrasta la superficie de la llanura que posee una altitud bastante uniforme (750-800 m.) con los profundos cañones labrados por la red fluvial que pueden representar un desnivel respecto a la penillanura de 200 m.

 

A este contraste altitudinal se une el vegetal: en la penillanura destaca el mosaico de cultivos, pastizales y bosques adehesados de encinas y melojos, adornado con una gran cantidad de muros de piedra, corrales, chozos y antiguos caminos, y en el "arribe", gracias a sus peculiares características topográficas y climáticas, unido a la acción del hombre que ha abancalado las laderas, es posible ver cultivos mediterráneos impropios de esta latitud y extensos bosques en ladera de enebro y almez, con arbustos mediterráneos.

  Valores que justifican su declaraciónEspacio de gran valor natural, paisajístico y cultural.   ¡No dudéis en venir y conocer todos estos valores naturales!, que están esperando a ser disfrutados, valorados y respetados. Os esperamos.  

 

CASA DEL PARQUE

 

Acceso a la CASA DEL PARQUE ARRIBES DEL DUERO.

 

 

Agenda de Eventos

Encuestas

No hay cuestionarios en estos momentos

ULTIMAS ACTUALIZACIONES