Parque Natural Arribes del Duero

Arribes del Duero

 

Parque Natural Arribes del Duero 

 

Fecha de Declaración del Parque  Natural: 11 de abril de 2002

 

Otras Figuras de Protección: Zona de Especial Protección para las Aves (desde 1990); Lugar de Interés Comunitario (desde  2000).

 

Superficie: 106.500 ha

 

 


Términos Municipales: Almendra, Villardiegua de la Ribera, Villadepera, Torregamones, Villar del Buey, Fariza, Fermoselle, Villarino, Pereña, Masueco, Mieza, Vilvestre, Puerto Seguro, San Felices de los Gallegos, Ahigal de los Aceiteros, Sobradillo, La Fregeneda, Hinojosa del Duero, Saucelle, Adeadávila de la Ribera, Muga de Sayago, La Bouza, Cerralbo, Bermellar, Saldeana, Barruecopardo, Fonfría, Pino, Villalcampo, Moralina, Moral de Sayago, Milano, Villasbuenas, Encinasola de los Comendadores, Trabanca, Lumbrales, Olmedo de Camaces, Fuenteliante, Bogajo, La Redonda, Valderrodrigo, Cerezal de Peñahorcada, La Zarza de Pumareda, La Peña.
    Vegetación

 

Este Espacio Natural se caracteriza por unas peculiares características topográficas, correspondientes a un valle encajado, resguardado de los vientos y con mucha insolación, lo que se traduce en una temperatura media anual suave, la escasez de heladas a lo largo del año, y unas ciertas condiciones de humedad (precipitación media en torno a los 700 mm/año).

 

Todos estos rasgos dan lugar a una riquísima comunidad vegetal, caracterizada por la gran abundancia de especies típicamente mediterráneas, donde destacan el almez, enebro de miera, madroño, arce de Montpellier, cornicabra y olivilla, y también cultivos singulares para esta latitud como olivo, vid, almendro, y frutales.

 Junto a las arribes o arribas propiamente dichas, aparece la penillanura, destinada al cultivo del cereal, principalmente cebada y centeno, en alternancia con pastos comunales o particulares salpicados por bosquetes, generalmente, de encinas y robles melojos. Cuando la tierra de labor ha sido abandonada, se cubre con un matorral de escobas, jaras y cantuesos, en el que se despuntan enebros, encinas, melojos, quejigos o alcornoques.

 

 

Fauna

 

Los cortados y las formaciones de roquedos de las márgenes fluviales resultan el biotopo más característico de este Espacio Natural, donde se localizan las especies de mayor valor faunístico, que se corresponden con las aves; especial relevancia adquieren buitre común, águila real, águila perdicera, cigüeña negra, alimoche, halcón peregrino, sin olvidar otras especies de interés como águila culebrera, águila calzada, búho real, chova piquirroja, vencejo real, roquero solitario, collalba rubia y negra...

 

Destaca también la presencia de una gran riqueza de peces (barbo, calandino, pardilla, bermejuela, boga, colmilleja, ...), reptiles (galápago europeo y leproso, lagarto ocelado, eslizón ibérico, culebra de cogulla, culebra de herradura, lagartija colirroja, ...) y mamíferos (nutria, gato montés, garduña, jineta, jabalí, corzo ...).

 

La comunidad de anfibios está favorecida por la gran cantidad de charcas ganaderas y fuentes, siendo abundantes especies como salamandra común, tritón jaspeado, tritón ibérico, gallipato, sapo partero ibérico, sapo corredor, sapillo pintojo, ...

 

 

Geomorfología

Desde el punto de vista morfológico, los Arribes del Duero se constituyen en una penillanura evolucionada, puesto que desde el Mesozoico a la actualidad han actuado los fenómenos erosivos, arrasando esta zona emergida, hasta hacer aflorar los materiales del zócalo paleozoico, constituido esencialmente por rocas ígneas (granitos de diversos tipos, granodiorita y algunos enclaves sieníticos), acompañadas por rocas metamórficas.

 

Destacar en esta penillanura el accidente topográfico producido por el profundo encajamiento del río Duero y su red de afluentes (Huebra, Tormes, Agüeda, Uces y Esla) que siguiendo fallas tardihercínicas y las grandes diaclasas existentes en la roca han labrado gargantas de paredes subverticales de varios centenares de metros de profundidad.

 

 

Paisaje

 

Espacio de un gran valor paisajístico, donde contrasta la superficie de la llanura que posee una altitud bastante uniforme (750-800 m.) con los profundos cañones labrados por la red fluvial que pueden representar un desnivel respecto a la penillanura de 200 m.

 

A este contraste altitudinal se une el vegetal: en la penillanura destaca el mosaico de cultivos, pastizales y bosques adehesados de encinas y melojos, adornado con una gran cantidad de muros de piedra, corrales, chozos y antiguos caminos, y en el "arribe", gracias a sus peculiares características topográficas y climáticas, unido a la acción del hombre que ha abancalado las laderas, es posible ver cultivos mediterráneos impropios de esta latitud y extensos bosques en ladera de enebro y almez, con arbustos mediterráneos.

  Valores que justifican su declaraciónEspacio de gran valor natural, paisajístico y cultural.   ¡No dudéis en venir y conocer todos estos valores naturales!, que están esperando a ser disfrutados, valorados y respetados. Os esperamos.  

 

CASA DEL PARQUE 

 

Acceso a la CASA DEL PARQUE ARRIBES DEL DUERO

 

Agenda de Eventos

Encuestas

No hay cuestionarios en estos momentos

ULTIMAS ACTUALIZACIONES